sábado, 24 de enero de 2009

El Papa Benedicto XVI levantó la excomunión a obispos ordenados por Lefebvre


(VER EL DECRETO) La Sala de prensa de la Santa Sede dio a conocer hoy un comunicado en el que señala que el Papa Benedicto XVI, “después de un proceso de diálogo entre la Sede Apostólica y la Fraternidad Sacerdotal San Pío X, representada por su Superior General, S.E. Mons. Bernard Fellay, ha acogido el pedido formulado nuevamente por dicho Prelado, en carta del 15 de diciembre de 2008, a nombre de los otros tres Obispos de la Fraternidad, S.E. Mons. Bernard Tissier de Mallerais, S.E. Mons. Richard Williamson e S.E. Mons. Alfonso del Gallareta, de levantar la excomunión en la habían incurrido hace veinte años”.

La nota de la Sala de prensa recuerda que a causa de las consagraciones episcopales realizadas el 30 de junio de 1988, por Marcel Lefebvre sin mandato pontificio “los cuatro Prelados mencionados habían incurrido en la excomunión latae sententiae, declarada formalmente por la Congregación de los Obispos con fecha 1° de julio de 1988”.

La nota cita también las palabras de la carta de Mons. Fellay al Sumo Pontífice : “estamos siempre firmemente determinados en la voluntad de permanecer católicos y de poner todas nuestras fuerzas al servicio de la Iglesia de Nuestro Señor Jesucristo, que es la Iglesia Católica romana. Nosotros aceptamos su enseñanza con ánimo filial. Nosotros creemos firmemente en el Primado de Pedro y en su prerrogativas, y por eso nos hace sufrir tanto la actual situación”.

“Su Santidad Benedicto XVI, que ha seguido desde el inicio este proceso”, sigue la nota de la Santa Sede, "ha buscado siempre de recomponer la fractura con la Fraternidad, incluso reuniéndose personalmente con S.E. Mons. Bernard Fellay, el 29 de agosto de 2005. En aquella ocasión, el Sumo Pontífice manifestó la voluntad de proceder gradualmente y en etapas razonables tal camino y ahora, benignamente, con solicitud pastoral y paterna misericordia, mediante un Decreto de la Congregación para los Obispos del 21 de enero de 2009, revoca la excomunión que pesaba sobre los mencionados Prelados. El Santo Padre se ha visto inspirado en esta decisión, del augurio a que de que se llegue lo más pronto posible a la completa reconciliación y a la plena comunión”.

Decreto

El Decreto de la Congregación para los Obispos señala: "con carta del 15 de diciembre de 2008 dirigida a Su Eminencia el Señor Cardenal Darío Castrillón Hoyos, Presidente de la Pontificia Comisión Ecclesia Dei, Mons. Bernard Fellay, a nombre de los otros tres Obispos consagrados el día 30 de junio de 1988, solicitaba nuevamente el levantamiento de la excomunión latae sententiae formalmente declarada con Decreto del Prefecto de esta Congregación para los Obispos de fecha 1° de julio de 1988”.

El decreto de la Congregación cita el pasaje de la carta de Mons. Fellay ya mencionado en la nota de la Sala de Prensa y señala: "Su Santidad Benedicto XVI - paternamente sensible a la desazón espiritual manifestada por los interesados a causa de la sanción de excomunión y confiado en el compromiso expresado por ellos en la citada carta de no ahorrar esfuerzo alguno para profundizar en los diálogos necesarios con las Autoridades de la Santa Sede sobre las cuestiones aún abiertas, para así poder llegar pronto a una plena y satisfactoria solución del problema surgido al origen - ha decidido reconsiderar la situación canónica de los Obispos Bernard Fellay, Bernard Tissier de Mallerais, Richard Williamson y Alfonso de Galarreta surgida con su consagración episcopal”.

“Con este acto –sigue el decreto- se desea consolidar las recíprocas relaciones de confianza e intensificar y dar estabilidad a las relaciones de la Fraternidad San Pío X con esta Sede Apostólica”. Este don de paz, al concluir las celebraciones natalicias, quiere ser también un signo para promover la unidad en la caridad de la Iglesia universal y llegar a eliminar el escándalo de la división”.

“Se augura que este paso sea seguido por la solícita realización de la plena comunión con la Iglesia de toda la Fraternidad San Pío X, testimoniando así verdadera fidelidad y verdadero reconocimiento al Magisterio y a la autoridad del Papa con la prueba de la unidad visible”.

In base a las facultades expresamente concedidas por el Santo Padre Benedicto XVI, en virtud del presente Decreto, levanto a los Obispos Bernard Fellay, Bernard Tissier de Mallerais, Richard Williamson y Alfonso de Galarreta la censura de excomunión latae sententiae declarada por esta Congregación el 1° de julio de 1988, mientras declaro nulo de efecto jurídicos, a partir de la fecha de hoy, el Decreto emitido entonces.

Roma, de la Congregación para los Obispos, 21 de enero de 2009.

Cardenal Giovanni Battista Re
Prefecto de la Congregación para los Obispos

Fuente: Aci Prensa


El Papa levanta la excomunión a los obispos lefebvrianos

Benedicto XVI tomó esta decisión "tras un proceso de diálogo" y después de que uno de los obispos enviase una carta al Vaticano en la que expresaba el deseo de permanecer fieles a la Iglesia romana y al Papa.

El papa Benedicto XVI ha levantado la excomunión a los cuatro obispos consagrados por el fallecido arzobispo cismático Marcel Lefebvre en 1988, informó el Vaticano.

Se trata de Bernard Fellay, superior de la Fraternidad San Pío X, creada por Lefbvre; el español Alfonso de Gallareta, el francés Tissier de Mallerais y el británico Richard Williamson, que quedaron excomulgados automáticamente en 1988 tras ser ordenados obispos contra la voluntad del papa Juan Pablo II.

Lefebvre también fue excomulgado, así como el obispo brasileño De Castro Mayer, que participó en la ceremonia. Ambos ya fallecieron.

Benedicto XVI, según un comunicado del Vaticano, decidió levantar la excomunión a los cuatro obispos tradicionalistas "tras un proceso de diálogo" y después de que el pasado 15 de diciembre Fellay enviase una carta al Vaticano, en nombre propio y de los otros tres prelados, en la que le expresaba el deseo de permanecer fieles a la Iglesia romana y al Papa.

"En la citada misiva, monseñor Bernar Fellay, manifestó claramente al Santo Padre que: 'siempre hemos mantenido firmemente la voluntad de permanecer católicos y de poner nuestras fuerzas al servicio de la Iglesia de Nuestro Señor Jesucristo, que es la Iglesia Católica romana", explica el comunicado.

Los cuatro prelados excomulgados añadieron en la misiva al Papa, según la nota vaticana: "aceptamos sus enseñanzas con ánimo filial, creemos firmemente en el Primado de Pedro y en sus prerrogativas y por ello esta situación (la excomunión) nos hace sufrir mucho".

Benedicto XVI ha seguido desde el principio el caso "y siempre ha intentado recomponer la fractura con la Fraternidad, incluso recibiendo personalmente a Fellay el 29 de agosto de 2005 (pocos meses después de ser elegido Papa)".

En aquella ocasión el Papa expresó su deseo de proceder "por etapas y en tiempos razonables" el camino para quitar la excomunión.

Con esta decisión, el Papa Ratzinger espera "que se alcance cuanto antes la completa reconciliación y la plena comunión" de los "lefebvrianos".

El Decreto de la Congregación para los Obispos, por el que se retira la excomunión, lleva la fecha del 21 de enero de 2009.

El documento, hecho público también hoy por el Vaticano, está firmado por el cardenal prefecto de la Congregación para los Obispos, Giovanni Battista Re, y en el mismo cuenta la carta enviada por Fellay el 15 de diciembre, dirigida al cardenal Dario Castrillón Hoyos, presidente de la Comisión Pontificia "Ecclesia Dei", creada para las relaciones con los "lefebvrianos".

"Su Santidad Benedicto XVI, paternalmente sensible al malestar espiritual manifestado por los interesados debido a la excomunión y confiado en el compromiso expresados por ellos (los cuatro prelados) en la cartas de no ahorrar esfuerzo alguno con las Autoridades de la Santa Sede para poder así llegar a un plena y satisfactoria solución del problema ha decidido reconsiderar la situación canónica de los cuatro obispos", señala el decreto.

Con ese acto -prosigue- se desea consolidar las relaciones de confianza con la Fraternidad San Pío X, la creada por Lefebvre.

"Este regalo de paz, al término de las celebraciones navideñas, quiere ser también una señal para promover la unidad en la caridad de la Iglesia Universal y llegar a suprimir el escándalo de la división".

El Vaticano, según el decreto, espera que con este paso la Fraternidad de San Pío X "testimonie su verdadera fidelidad y total reconocimiento al Magisterio y a la autoridad del Papa dando pruebas de la unidad visible".

Fuente: Europa Sur

Del blog Santa Iglesia Militante

3 comentarios:

Romanista dijo...

No tengo dudas de que esto es obra del Cielo. Por un lado el reconocimiento a décadas de lucha de la FSSPX, por el otro, un llamado a la prudencia y a la piedad a no pocos "lefebvristas".

Saludos

MM dijo...

Es la noticia mas emocionante que haya escuchado!! Hasta me dieron ganas de llorar de lo feliz que me he puesto.

Gracias Señor!

P.D. Estoy hay que celebrarlo!

MM dijo...

Gracias Señora Nuestra.

Santa Virgen de Lourdes, ora pro nobis.

Saludos,