sábado, 5 de febrero de 2011

Sacerdote exorcista Thomas Euteneuer pide disculpas públicas por ofensas a la castidad

WASHINGTON D.C., 02 Feb. 11 / 06:45 pm (ACI/EWTN Noticias)

El sacerdote estadounidense y conocido líder pro-vida, Thomas Euteneuer, reveló en una sentida declaración pública que en su labor de exorcista traspasó "los límites de la castidad" con una mujer a la que daba asistencia, pidió disculpas públicas por esta ofensa al celibato y solicitó oraciones por su ministerio.

En la declaración firmada el 31 de enero y enviada a LifeSiteNews.com, el Padre Euteneuer, que lideró la organización Human Life International (HLI) desde el año 2000 hasta agosto de 2010, afirma con gran tristeza, que se apartó por haber cometido una falta personal dentro "del ministerio de exorcismo que desempeñé independientemente de mis responsabilidades en HLI".

Aclaró que esta "violación a la castidad" ocurrió "debido a la debilidad humana pero no involucró el acto sexual".

"Debo admitir que una situación particularmente compleja nubló mi juicio y me llevó a imprudentes decisiones con consecuencias dañinas, la peor de las cuales fue violar los límites de la castidad con una mujer adulta que estaba bajo mi cuidado espiritual", afirmó el sacerdote de 48 años de edad.

"Asumo toda la responsabilidad por mi pobre juicio, mi debilidad y mi conducta pecaminosa que de esto resultó. No ofrezco excusa alguna por mis fallas morales o profesionales, ni echo la culpa a alguien más. Afirmo sin reserva que lamento mucho mis acciones. Me he disculpado personalmente, en todos los lugares posibles, con los que he dañado. Estoy entristecido más allá de las palabras por mi caída, no solo por el daño hecho a mi sacerdocio y mi familia, sino por el daño hecho a todos los afectados, a la fe de quienes depositaron tanta confianza en mí y en nuestra Iglesia, y al movimiento pro-vida lleno de gente heroica y fiel", escribió.

El sacerdote aseguró que ya pidió "perdón a Dios y tengo confianza en su abundante misericordia. Doy gracias por poder pedirles lo mismo a todos ustedes".

Aclaró que en su salida de HLI los funcionarios eclesiásticos no tuvieron participación alguna y deploró que algunos hayan "sido injustamente criticados por aquellos que escriben y hablan con ignorancia de los hechos", en alusión a ciertos sitios web que han difundido comentarios y reportes que distan de la realidad.

Estas personas "han hecho esfuerzos intolerables por contactar a mi familia, difamar a colaboradores inocentes y hasta persuadir a algunos para declararse víctimas".

El Padre Euteneuer rechaza los mensajes que circulan por Internet en su contra y precisa que su caída "se limitó a una sola persona, una mujer adulta"; deplora la acusación de que tenga como "blancos" a mujeres vulnerables que buscan su ayuda espiritual; aclara que su ministerio de exorcismo/oración siempre fue conducido con la ayuda de terceras personas salvo en raros casos de extrema necesidad; y sostiene que nunca solicitó dinero por su servicio ni usó los fondos de HLI para cumplir con este ministerio.

"Rezo para que mis dos décadas de fiel ministerio sacerdotal y mis esfuerzos por la defensa de la vida sean visto a las luz de los buenos frutos que produjeron y no sean denigrados por mis momentos de debilidad en un ministerio más desafiante", agregó.

También declaró que "nunca he contemplado la más ligera idea de dejar el santo sacerdocio o la Iglesia Católica en razón de mis fallas. Actualmente, estoy bajo la obediencia de mi Obispo quien me ha permitido hacer esta declaración y en cuyas manos dejo todas las preguntas sobre la continuidad de mi ministerio sacerdotal. Termino expresando mi más profunda gratitud por las oraciones de tantas personas generosas que me apoyan en mi sacerdocio y en el movimiento pro-vida".

En un comunicado difundido el 2 de febrero, la junta directiva de HLI confirma que el sacerdote se retiró de la presidencia de la organización por este caso de inconducta y "aunque es competencia de la Diócesis de Palm Beach (a la que pertenece el P. Euteneuer) y las autoridades eclesiásticas adecuado abordar las cuestiones referidas en la declaración del Padre Euteneuer, pedimos a la familia de HLI que continúe orando por todos los involucrados. HLI no ha sido, ni será, disuadida de su misión fundamental como misionera a favor de la vida en el mundo".

Fuente: Aciprensa.

3 comentarios:

MM dijo...

Veáse entrada antigua:
Oracion por lo sacerdotes .

Saludos.

Romanista dijo...

Yo creo que es el mismo demonio el que los lleva a hacer esos publicos mea culpa, ¿para que lo hacen, se creen que el mundo será todo misericordioso con ellos?. Estan destruyendo la reputacion de la Iglesia y dando argumentos a los enemigos. Estan engañados, el demonio que los hizo caer, los engaña para que lo digan publicamente y asi destruirlos.

Theophilus dijo...

Os mesmos que o acusam e querem acabar com o movimento pró-vida deveriam olhar para si mesmos e seus pífios critérios de moral.
São os mesmos que não acham nada demais a fornicação.
Se quem não é exorcista cai em tentação, quanto mais aqueles continuamente em combate direto com o demônio.
Quanto ao mea culpa público, creio que foi mais para os que estão lutando contra o aborto, para não desencorajá-los, do que para os que estão a favor.