sábado, 22 de septiembre de 2012

Posible tercer secreto de Fatima

RC publica lo que puede ser el tercer secreto de Fatima. Ver el desarrollo AQUI

Tuy 1/4/1944


Ahora voy a revelar la tercera parte del secreto: Esta parte es la apostasía en la Iglesia!

Nuestra Señora nos mostró una visión de un individuo que yo describo como el “santo Padre” frente a una multitud que lo vitoreaba.

Pero había una diferencia con un verdadero santo Padre, la mirada del demonio, éste tenía los ojos del mal.
Entonces, después de algunos momentos vimos al mismo Papa entrando en una iglesia, pero esta Iglesia era la iglesia del infierno; no hay manera de describir la fealdad de ese lugar. Parecía como una fortaleza hecha de cemento gris con ángulos quebrados y ventanas similares a ojos; tenía un pico (bico, en portugués) en el tejado del edificio.

Enseguida levantamos la vista hacia Nuestra Señora que nos dijo: Visteis la apostasía en la Iglesia; esta carta puede ser abierta por el Santo Padre, pero debe ser publicada después de Pío XII y antes de 1960.

En el reinado de Juan Pablo II la piedra angular de la tumba de Pedro debe ser removida y llevada a Fátima. Porque el dogma de la fe no ha sido conservado en Roma, su autoridad será removida y entregada a Fátima. La catedral de Roma debe ser destruida y una nueva construida en Fátima.

Si 69 semanas después de que esta orden se publique, Roma sigue su abominación, la ciudad será destruida. Nuestra Señora nos dijo que esto está escrito, en Daniel 9:24-25 y Mateo 21:42-44

2 comentarios:

Romanista dijo...

Mi esposa no cree en este tercer secreto. Yo le doy el beneficio de la duda. Saludos

MM dijo...

Yo no creo que ester tercer secreteo sea autentico, como tampoco creo que el que hayan revelado en el vaticano sea el verdadero. Yo creo que aun sigue siendo un misterio y no deberiamos dejarnos llevar por supuestos secretos revelados en la web, aunque todos pueden creer en lo que quieran, si el tercer secreto lo han ocultado es porque debe ser algo muy feo y no sería de extrañar que es la apostasía de hoy día, pero es mejor esperar los tiempos de Dios y no sacar conclusiones de supuestos que no sabemos sin son o no reales.